Lunes, 29 de Mayo 2006 ENTREVISTA WEB Índice Entrevistas Inicio Web RFEA
Entrevistamos a Roberto Parra, uno de los mejores mediofondistas españoles, que ha anunciado recientemente su retirada
"La presión me afectó positivamente, competía mejor cuanta más responsabilidad tenía"

Por:Ignacio Mansilla

    Hace ahora diez años un joven mediofondista manchego asombraba a Europa con una majestuosa victoria en los 800 metros de la SPAR Copa de Europa disputada en Madrid, sólo unos meses más tarde de proclamarse continental de pista cubierta en Estocolmo. Con sólo 20 años Roberto Parra demostraba una solidez competitiva al alcance de muy pocos y se perfilaba como una de las futuras estrellas del mediofondo europeo. Después, una serie de lesiones truncaron esta esperanza, aunque a Parra todavía le sobraba calidad para enriquecer su historial, primero en 800 metros y luego en los 1.500 metros, estando presente en las más importantes competiciones internacionales. El pasado miércoles en una emotiva rueda de prensa en Alcázar de San Juan anunciaba su retirada definitiva de las pistas. Para los buenos aficionados siempre quedará en la retira su imagen victoriosa en el Estadio de Madrid por delante del italiano Giuseppe D'Urso. Ahora este gran talento del atletismo español afrontará nuevos retos dentro del mundo del deporte.

   Roberto, ¿qué motivos te han llevado a anunciar tu retirada del atletismo?
- "Sin duda, las dificultades que tengo para enlazar los entrenamientos debido a los dolores que sufro; o sea el pensar que lo que hago no me lleva a nada".

   Llevabas sin competir prácticamente un año y medio, concretamente desde el Campeonato de España en pista cubierta de 2005, aquejado de diversos problemas físicos. Cuéntanos un poco ese pequeño calvario que has vivido desde entonces.
- "Prefiero no hablar de los detalles de las lesiones, pero es algo que ha venido pasando cada año desde hace diez años y esta última etapa no ha sido diferente".

   Te diste a conocer para los aficionados al atletismo tras tu victoria en el Campeonato de Europa júnior de Nyíregyháza'95, donde te colgaste la medalla de oro en 800 metros con un nuevo récord nacional de 1:45.90. ¿Qué recuerdas de aquella cita?
- "Supuso el momento en el que yo me planteo con seriedad dedicarme profesionalmente al atletismo. Iba muy bien y allí lo confirmé porque significaba además convertirme no sólo en el mejor europeo de categoría júnior sino también el mejor nacional absoluto del momento".

   Pero sin duda el mejor año para ti fue 1996, primero por la victoria en el Campeonato de Europa en pista cubierta de Estocolmo. Todavía no habías cumplido los 20 años y ya estabas en la élite europea del 800. ¿Esperabas que el éxito te llegara tan pronto?
- "Estaba muy motivado y muy preparado. Se dio todo para que yo me proclamase campeón de Europa; ahora veo que no es tan habitual que ocurra en alguien tan joven. Lo cierto es que no sé si lo esperaba pero no había perdido una carrera desde hacía mucho tiempo".

   En aquel verano lograste otra victoria importante en Madrid en la SPAR Copa de Europa ante rivales tan acreditados como Giuseppe D'Urso y Nico Motchebon. ¿Qué significó para ti aquel triunfo?
- "Imagínate, Copa de Europa, en casa, con mi gente y además soportando el peso que los medios deportivos habían depositado en Fermín y en mí como puntales de la selección. Fue algo grande. Al principio no entendía tanta presión previa a la competición pero yo rendía más cuanta más responsabilidad tenía".

   Sin embargo, al mes siguiente sufres tu primer percance importante que te impidió acudir a los Juegos Olímpicos de Atlanta. ¿Qué ocurrió exactamente?
- "Sucedió en Málaga. Iba como favorito a mi primer Campeonato de España y al final me vine sin correr. Me golpeé el cuádriceps con la puerta de la furgoneta y se despertó un dolor muy grande en la rodilla. Al operarme meses después entendí porqué dolía".

   Aquel fue el inicio de una cadena de lesiones que te han acompañado a lo largo de tu trayectoria deportiva. ¿Se acostumbra uno a estar lesionado?
- "Nunca, lo que si está claro es que te va minando la ilusión que es la que hace entrenar y ganar carreras".

   ¿Qué motivación encontrabas cuando te pasabas largas temporadas sin poder entrenar o competir? - "Pues que si había conseguido ser el mejor, podría volver a hacerlo… pero ya ves, pasa el tiempo y ves que hay más cosas aparte del atletismo".

   Entre 1998 y 2000 encadenas todas las grandes citas internacionales de los 800 metros: Campeonato de Europa en Budapest, Mundial de Sevilla y Juegos de Sidney. Cuéntanos algo de tu experiencia en estas competiciones.
- "Fueron grandes experiencias que siempre supieron a poco porque a las grandes competiciones he llegado casi siempre en declive. Entrenaba lo suficiente para estar arriba a nivel nacional pero cuando llegaba fuera me faltaba fuelle. Cuando debía estar preocupado por entrenar bien, yo estaba preocupado sólo por poder entrenar".

   Precisamente en ese año 2000 corres en 3:40.62 los 1.500 metros y en 2003 decides dar el salto definitivo a esta distancia, obteniendo la mejor marca mundial del año en pista cubierta con 3:34.66. ¿Cómo se fraguó este cambio de distancia y qué objetivos te marcabas con tu salto a los 1.500 metros?
- "Pues como un 'no hay mal que por bien no venga', acumulé un periodo de larga lesión pero me recuperé y entrenaba aunque no competía. Eso dio sus frutos en el 2003. Poco después del Mundial de París me volví a lesionar".

   Roberto, volviendo un momento la vista atrás, en 1996 tras tus victorias con sólo 20 años se te comenzó a comparar con las grandes estrellas del mediofondo. Con la perspectiva que dan los diez años que han pasado, ¿crees que aquella expectación que se generó en torno a tu figura te afectó posteriormente?
- "Sí que me afecto. Positivamente. Creo que hubiera sabido llevar esa responsabilidad. A veces he pensado que lo que me movía para correr así era complacer a los míos, y por eso disfruté tanto de todo lo que se decía".

   Y a partir de ahora, ¿cuál es el futuro profesional de Roberto Parra? ¿Qué proyectos tienes?
- "Me mueven nuevas ilusiones, como lo son el colaborar en la campaña-programa 'Juego Limpio en el deporte' y en la actividad física que estamos llevando Romay y yo por los institutos de mi región, además de ser miembro de ADECAM (Asociación de Deportistas de Castilla La Mancha) que se dedica a organizar eventos así como algún proyecto comercial con mi familia".

    Roberto quiere terminar la entrevista "agradeciendo el apoyo que me han dado algunas personas claves en mi vida deportiva y personal para que me dedicase exclusivamente al atletismo. Son mi familia, Patri, Fran, Juanfran, Carbonell, Martín y Enrique, mis compañeros de entrenamiento y todos aquellos que me han cuidado para yo desarrollase mi carrera de la mejor manera posible. Gracias a todos". Nosotros por nuestra parte le deseamos toda la suerte del mundo en estos nuevos proyectos que ahora emprende y esperamos que en el futuro siga transmitiendo su experiencia a las nuevas generaciones de mediofondistas.


Otros temas relacionados:
Biografía de Roberto Parra

"La victoria en la Copa de Europa de Madrid fue algo grande. Imagínate, en casa, con mi gente y además soportando el peso que los medios deportivos habían depositado en Fermín y en mí como puntales de la selección" Roberto Parra, un talento natural que se retira.

"Siento que lo que hacía no me llevaba a nada y por eso he tomado la decisión de retirarme"

En Estocolmo 1996, proclamándose campeón de Europa indoor en 800m. "Creo que hubiera sabido llevar la responsabilidad de ser una gran figura del mediofondo. Lo que me movía para correr era complacer a los míos, y por eso disfruté tanto de las comparaciones que se hacían sobre mí"

Su victoria más sonada, en Madrid en la Superliga Europea.

En el Europeo de Budapest 1998, corriendo al gran Wilson Kipketer.

Campeonato de Europa en pista cubierta Gante'2000: Parra en cabeza de la prueba. "Ahora me mueven nuevas ilusiones, como lo son el colaborar en la campaña-programa 'Juego Limpio en el deporte' y en la actividad física que estamos llevando Romay y yo por los institutos de Castilla La Mancha"


Patrocinadores y Colaboradores RFEA