Lunes, 6 de noviembre 2006 NOTICIA WEB Índice de Noticias Inicio Web RFEA
BALANCE DE LA TEMPORADA 2005-2006



Repasamos el estado del atletismo español sector a sector
Saltos

    Finalizamos nuestro repaso a los diversos sectores del atletismo español con los saltos. En esta temporada han sido las chicas las que han llevado la pauta con una sobresaliente actuación en el Campeonato del Mundo en pista cubierta, donde Ruth Beitia conseguía la medalla de bronce en salto de altura, Conchi Montaner era cuarta en longitud y Naroa Agirre sexta en pértiga. Sin embargo, luego en Göteborg no se pudo refrendar esta magnífica impresión y nos tuvimos que conformar con dos finalistas, también en el apartado femenino. Por su parte, en categoría masculina el sector ha acusado las lesiones o el estancamiento en la progresión de algunos atletas.

    
   HOMBRES
   Altura
    Nuestro mejor hombre en los últimos años, Javier Bermejo, ha sufrido diversos problemas físicos durante esta temporada que le han impedido rendir a su mejor nivel. En pista cubierta venció en el Campeonato de España de San Sebastián y se elevó por encima de 2,26 metros, insuficientes para acudir al Campeonato del Mundo de Moscú para el que se pedían 2,28 metros. Luego al aire libre desde el mes de abril fue arrastrando una osteopatía de pubis que sólo le permitió volar por encima de 2,20 metros, marca que le daba la séptima plaza en la Superliga de Málaga y con la que lidera el ránking del año. El atleta de Puertollano también ha logrado otros dos registros de 2,19 metros pero en el Campeonato de Europa de Göteborg no tuvo ninguna opción al ser último en su grupo de calificación con 2,15 metros. Una lástima puesto que se accedió a la final con 2,23 metros, una marca que, en condiciones normales, estaba a su alcance.
    Bermejo también sería batido en el Nacional de Zaragoza por David Antona, que se hizo con el oro con 2,18 metros, mejorando en seis centímetros su marca previa del año. Esta actuación le llevaría al Encuentro Decanation de París, donde sólo pudo ser séptimo con unos pobres 2,05 metros. Otros hombres que han estado por encima de los 2,15 metros este año han sido Enrique Márquez, medalla de bronce en Zaragoza con 2,16 metros, y Álvaro Contreras, que en el Campeonato de España de decatlón sorprendió al elevarse en esta prueba por encima de 2,15 metros, mejorando ampliamente su marca personal en esta prueba. El promedio de marcas de los diez primeros del ránking es de 2,14 metros, un centímetro inferior al del año pasado.
    Sin embargo, en cuanto al capítulo de promoción podemos ser optimistas puesto que son varios los hombres que han realizado progresos importantes este año. El mejor júnior ha sido Alex Soto, que a pesar de que se ha quedado a cuatro centímetros de su marca del año pasado, dominó el Campeonato de España de San Sebastián con 2,14 metros, la misma marca que le había dado la cuarta plaza en Zaragoza días antes. Después fue quinto en el Encuentro Júnior de Túnez y acudió al Mundial de Beijing, donde cayó en calificación con 2,05 metros. Otro portento de la especialidad es el juvenil de primer año Enrique Gimeno, campeón de su categoría en Orense con unos magníficos 2,11 metros. También podemos citar a los júniors Antonio Ruiz (2,11), Pablo Sarmiento (2,11), Enrique Asensio (2,10) y Mikel Jiménez (2,10).

   Pértiga
    En esta prueba hemos vivido una situación similar a lo ocurrido en altura puesto que Javier Gazol, gran dominador a lo largo de la temporada, luego sería derrotado en el Campeonato de España de Zaragoza por el júnior Luis Fernando Moro. Gazol lidera el ránking del año con los 5,45 metros que registró precisamente en la capital maña el 3 de junio y luego ha intentado infructuosamente durante la temporada alcanzar la mínima para el Campeonato de Europa de Göteborg (5,55 metros). El atleta de Monzón superó en otras tres ocasiones los 5,40 metros y fue nuestro representante en la Superliga de Málaga donde ocupó la octava plaza. Sin embargo, su peor registro lo logró precisamente en el Nacional, donde no tuvo su día siendo capaz de superar únicamente los 5,10 metros que le relegaron a la tercera plaza final (sería la quinta teniendo en cuenta a Igor Bychkov y Gregory Yegorov, que compitieron fuera de concurso). El vencedor de aquella cita fue una de las grandes revelaciones del año, el júnior orensano Luis Fernando Moro, que ha pasado de los 4,91 metros de 2005 a los 5,30 de este año, logrados precisamente en Zaragoza. Después vencería en el Nacional Júnior de San Sebastián y acudiría al Encuentro Internacional Decanation, donde ocuparía la sexta plaza con 5,20 metros, al Encuentro Júnior de Túnez (2º con 5,00) y al Campeonato del Mundo júnior de Beijing, donde con 5,00 metros se quedó en la calificación.
    Igualado en el ránking con Moro aparece el saltador catalán Joan Planas, que voló por encima de 5,30 metros en la localidad belga de Nivelles el 24 de junio, si bien en el Campeonato Absoluto realizaba tres nulos. El otro hombre que estuvo en el pódium en la máxima cita nacional fue Alberto Martínez, segundo clasificado con 5,10 metros con lo que igualaba su mejor marca del año. También ha superado los 5,20 metros este año Raúl Mayor, con los 5,21 que saltó en Mataró el 10 de julio. El promedio de marcas de los diez primeros del ránking es de 5,18 metros, siete centímetros menos que el registrado el año pasado.

   Longitud
    En este caso también una lesión ha impedido rendir a su mejor nivel a nuestro mejor hombre en esta disciplina, Joan Lino Martínez, que sólo ha podido competir cinco veces este año. Debutó el 28 de mayo en la reunión Prefontaine Classic disputada en localidad norteamericana de Eugene, registrando 7,34 ventosos y luego en Huelva mejoró algo hasta 7,52 metros. Hasta última hora dudo si acudir o no al Campeonato de Europa. Finalmente decidió hacerlo, aunque no tuvo muchas opciones debiendo conformarse con la octava plaza en la calificación con 7,83 metros, que hubieran sido la mejor marca española del año de no ser por el excesivo viento favorable (+2,1). Su segunda mejor marca en esa calificación (7,65) es el registro con el que Lino figura en las listas de este año, muy lejos de los 8,37 que le dieron la victoria en el Campeonato de Europa en pista cubierta de Madrid. El sorprendente líder del ránking del año es el jienense Antonio Pérez, que en la altitud de Sierra Nevada voló el pasado 25 de junio hasta 7,82 metros, mejorando claramente su mejor prestación personal. A pesar de ello durante el resto del año no ha podido refrendar esta marca, siendo su segundo mejor registro 7,42 metros.
    Otro de los protagonistas del año en esta prueba ha sido Alberto Sanz, vencedor en los dos Campeonatos Absolutos del año (pista cubierta y aire libre). En Zaragoza dominó con claridad en una marca de 8,04 metros ventosos, aunque ha debido conformarse con los 7,75 metros legales que registró en la reunión de Getafe el 12 de julio, marca que le sitúan en la segunda plaza del ránking del año. Sanz fue también nuestro representante en la Superliga de Málaga, donde ocupaba la séptima plaza con 7,64 metros. En Zaragoza estuvo escoltado en el pódium por Héctor Sánchez y el veterano José Antonio Giralde, ambos con unos ventosos 7,75. Por encima de 7,70 metros legales este año también han estado Iván Román (7,72) y el decatleta Óscar González, que en altitud voló hasta 7,70 metros, mejorando su marca personal en esta prueba. El promedio de las diez mejores marcas del año es precisamente 7,70 metros, cuatro centímetros superior al del año pasado.
    En el apartado de promoción debemos destacar al júnior Roger Carulla, que ha llevado su marca personal hasta los 7,65 metros que le dieron la quinta plaza en el Nacional Absoluto de Zaragoza. Después se impuso en el Nacional de su categoría en San Sebastián y acudió al Mundial Júnior de Beijing, donde estuvo a punto de meterse en la final, tras clasificarse séptimo en su grupo con 7,41 metros. Días después de volver de la capital china también acudió al Encuentro Internacional Decanation de París, donde se clasificaba séptimo. Otro hombre a seguir en el futuro es el cadete Eusebio Cáceres, segundo en la Gimnasiada de Tesalónica con 7,36 metros, mejor marca española de la categoría. El atleta alicantino parece, sin embargo, más enfocado en las pruebas combinadas donde este año ha batido también ha superado la plusmarca nacional de heptathlón.

   Triple
    El último de los saltos masculinos tampoco ha tenido una temporada brillante y ninguno de los mejores especialistas españoles ha conseguido superar los 16 metros al aire libre. Encabeza el ránking el catalán Pere Joseph con los 15,85 metros que logró el 20 de mayo en Burgos, algo lejos de los 16,36 que registró en pista cubierta y que le dieron la victoria en el Nacional de San Sebastián. Luego este verano ha conseguido los cuatro mejores registros del año aunque en Zaragoza sólo pudo ser cuarto. También fuera del pódium se quedó en el Campeonato Iberoamericano de Ponce, mientras que en la Superliga de Málaga finalizaba octavo.
    El hombre que más cerca ha estado de él en el foso ha sido Eduardo Pérez, con una mejor marca de 15,75 metros este año y que en Zaragoza lograba su segundo título nacional absoluto con 15,63 metros. Allí estuvo secundado por Daniel Román (15,54) y Jorge Vega (15,51), ambos con sus mejores marcas de la temporada. También por encima de 15,50 metros han estado dos jóvenes promesas de la especialidad, José Emilio Bellido y Alfonso Palomanes. Bellido venció en el Nacional Júnior de San Sebastián y luego fue segundo en el Encuentro Internacional de Túnez con 15,58 metros, quedándose sólo a dos centímetros de la mínima para el Mundial Júnior. Mientras, Palomanes, aún en edad juvenil, ha volado hasta 15,56 metros que le dieron la victoria en el Nacional de su categoría en Orense, quedándose muy cerca del récord de España de la categoría en poder de Yago Lamela con 15,74 metros desde 1994. El último de los hombres que ha superado los 15,50 metros este año es el asturiano Andrés Capellán, que registró 15,52 metros el 28 de mayo en Valencia. El promedio de marcas de los diez mejores del ránking es de 15,55 metros, algo peor que el del año pasado (15,67).

   MUJERES

   Altura
    En esta prueba el panorama cambia bastante con relación a la masculina merced al concurso de nuestras dos mejores especialistas de los últimos tiempos, Ruth Beitia y Marta Mendía. Beitia brilló más en la temporada de invierno volando por encima de 1,98 metros y conquistando la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo en pista cubierta de Moscú. La cántabra realizaba un concurso perfecto en la capital rusa superando a la primera 1,84, 1,88, 1,91, 194, 1,96 y 1,98 metros, salto con el que se aseguraba el pódium tras fallar la rusa Yekaterina Savchenko. Las únicas que lograron superarla fueron la rusa Yelena Slesarenko (2,02) y la croata Blanka Vlasic (2,00). Luego al aire libre tuvo que conformarse con un centímetro menos (1,97 metros), que registró el 18 de agosto en Zurich, además de superar los 1,95 metros en otras cinco ocasiones. Entre sus logros más destacados este verano podemos citar su título nacional conquistado en Zaragoza y la segunda plaza en la Superliga de Málaga, además de ser una asidua participante en las reuniones de la Liga de Oro. Con todos estos antecedentes llegaba a Göteborg con serias opciones de poder pelear por el pódium. En la final debutaba con dos nulos en 1,90 metros, altura que superaba al tercer intento y luego franqueaba a la primera los 1,92 metros. Sin embargo, luego fallaba en sus tres tentativas sobre 1,95 metros quedando relegada a la novena plaza final.
    Por lo que respecta a Mendía también estuvo presente en el Campeonato del Mundo en pista cubierta de Moscú, aunque no consiguió acceder a la final y luego al aire libre superaba el listón en 1,90 metros el 11 de julio en Lausana, marca con la que se sitúa en segunda posición del ránking nacional. Meses antes se había proclamado campeona iberoamericana en Ponce y en el Nacional de Zaragoza secundaba en el pódium a Beitia. Llegaba a Göteborg con el objetivo de meterse en la final pero para ello debía superar su marca del año (se pedían 1,92). Finalmente tuvo que conformarse con repetir los 1,90 metros quedando apeada de la ronda definitiva. Tras estas dos atletas la tercera en discordia ha sido la aún en edad júnior Gema Martín-Pozuelo, que completaba el pódium de Zaragoza con 1,83 metros, marca con la que igualaba su mejor prestación del año conseguida el 8 de julio en Elche (su mejor registro es de 1,84 metros en pista cubierta en 2005). Luego vencería sin oposición en el Campeonato de España júnior y fue segunda en el Encuentro Internacional de Túnez antes de viajar hasta Beijing para disputar el Campeonato del Mundo de su categoría. En la capital china cuajó una buena actuación logrando superar la calificación de nuevo con 1,83 metros y accediendo a la final, donde conquistaba la décima plaza con 1,80 metros. Por cierto que en esta prueba la lucha por el bronce estuvo igualadísima con cinco atletas en 1,84 metros, marca que supone un solo centímetro más que lo que tiene la madrileña este año. La última de las atletas que ha volado por encima de los 1,80 metros este año ha sido Estefanía Guillena, que consiguió esa medida el 7 de junio en Valladolid, quedándose a tres centímetros de su mejor marca personal que data de 2003. El promedio de marcas de las diez mejores del ránking es de 1,80 metros, un centímetro mejor que el del año pasado.
    En el apartado de promoción también hay que destacar a la júnior Ruth Ndoumbe, una atleta que alterna esta prueba con el triple (donde ha conseguido este año el récord de España de la categoría), que ha llevado su marca personal hasta 1,75 metros o la juvenil de primer año Raquel Luqui, la atleta que encabeza el ránking de esta categoría con 1,73 metros si bien en el Campeonato de España de su categoría disputado en Orense perdió ante Larraitz Bergara (1,71).

   Pértiga
    La buena salud de los saltos femeninos continúa en esta prueba donde la principal protagonista del año ha sido Naroa Agirre. La donostiarra se ha mostrado muy regular tanto en pista cubierta como al aire libre, conquistando los dos títulos nacionales en juego en San Sebastián y Zaragoza. A cubierto superó el récord de España en tres ocasiones hasta llevarlo a 4,50 metros que le dieron una magnífica sexta plaza en el Campeonato del Mundo de Moscú. Luego al aire libre repetiría este registro en dos ocasiones, la segunda en la Superliga de Málaga conquistando la cuarta plaza y subiría en otras nueve ocasiones por encima de los 4,30 metros. El momento culminante del año para ella llegó en el Campeonato de Europa de Göteborg donde superó sin problemas los 4,40 metros que se pedían para acceder a la final (lo hizo en el segundo intento). Una vez en ella Agirre comenzó bien, superando a la primera los 4,10, 4,20, 4,30 y 4,40 metros pero luego necesitó tres intentos para superar los 4,45 metros con lo que ya se aseguraba prácticamente la plaza de finalista. Luego fallaría sobre 4,50 metros que le hubiera permitido escalar algún puesto en la clasificación teniendo que conformarse con la séptima plaza final. En definitiva, un buen resultado para una atleta muy combativa y regular que ha estado en todas las grandes citas importantes de los últimos años.
    Acompañó a Naroa en Göteborg la malagueña Dana Cervantes, que este año ha subido por encima de 4,25 metros que le dieron la medalla de plata en el Nacional de Zaragoza. Luego en la ciudad sueca no tuvo opciones de meterse en la final superando los 4,00 metros y fallando luego en 4,15 en la calificación. Además de Naroa y Cervantes hay otras tres atletas que han volado por encima de los 4,00 metros este año. Se trata de la atleta de categoría promesa Ana María Pinero, que ha mejorado su registro personal con unos buenos 4,15 metros, además de proclamarse con claridad campeona de España de su categoría en Ferrol; de Mar Sánchez, con 4,10 metros este año; y de Ana Rebenaque, que superó los 4,00 metros el 26 de mayo en Zaragoza. El promedio de marcas de las diez mejores del año es de 3,99 metros, a sólo un centímetro del mejor de la historia logrado en 2004 lo que demuestra la buena salud de la disciplina.
    Siguiendo con el capítulo de promoción podemos citar a la júnior Olatz Alkain, que se proclamó campeona de España de su categoría en San Sebastián días después de clasificarse séptima en el Absoluto de Zaragoza con su mejor marca personal (3,80). El año que viene sigue siendo júnior y tendrá opciones de poder estar en el Campeonato de Europa de la categoría en Hengelo, al igual que la gallega Beatriz Viteri, que es la segunda de las listas júnior con 3,60 metros.

   Longitud
    Otra prueba que ha registrado una gran densidad con varias atletas que han progresado de forma magnífica y donde se mezcla la veteranía con la juventud. La veteranía la ha puesto Niurka Montalvo, que este año se despide del atletismo en activo por todo lo alto, con un mejor registro de 6,70 metros, que la sitúa segunda en la lista del año y con una buena actuación en el Campeonato de Europa de Göteborg, donde fue séptima con 6,50 metros tras haber sido segunda en el Nacional de Zaragoza. El atletismo español debe rendir un justo tributo en el momento del adiós a la que ha sido su única campeona mundial al aire libre y que siempre ha demostrado una gran solidez competitiva en las grandes citas internacionales. Precisamente la mujer que la batió en Zaragoza, Concha Montaner, es la que debe asumir la responsabilidad de liderar la especialidad en los próximos años. La valenciana tuvo una magnífica temporada en pista cubierta, en la que voló hasta 6,76 metros y donde estuvo luchando por las medallas en Moscú hasta el último intento. En éste llegó hasta esos citados 6,76 que la daban momentáneamente la medalla de plata pero luego tuvo que ver como tanto la estadounidense Tianna Madison como la portuguesa Naide Gomes la apartaban del pódium relegándola a esa amarga cuarta plaza que tiene un valor muy alto. Después al aire libre lidera el ránking nacional con los 6,72 metros que realizó el 15 de abril en Alfaz del Pi, marca que igualaría tres meses más tarde en Castellón. En Zaragoza se impuso con 6,69 metros y luego llegó a Göteborg con la esperanza de poder luchar con las mejores tal y como hizo en Munich cuatro años antes (fue cuarta). Sin embargo, en la calificación sólo pudo alcanzar los 6,49 metros quedando apeada de la final. Una lástima pero a sus 25 años Concha tiene capacidad para superar esta decepción y volver a estar entre las grandes de la especialidad.
    Por detrás de estas dos mujeres llegan buenas noticias con la cántabra Marta San José, que en Zaragoza sorprendía volando hasta 6,44 metros, progresando espectacularmente desde los 6,10 que tenía en 2005. San José ha registrado otros dos saltos por encima de 6,20 metros y a buen seguro que seguirá progresando. De momento se sitúa séptima en la lista española de todos los tiempos. También han mejorado sus registros la promesa Juliet Itoya, campeona de España de su categoría en Ferrol con 6,20 y la canaria Petra Mun, también promesa, que fue quinta en Zaragoza con 6,18 metros. También se sitúan entre las mejores del ránking dos mujeres que proceden de otras disciplinas, la vallista Arantza Loureiro, que este año ha volado hasta 6,33 metros a sólo siete centímetros de su mejor registro (2004) y Naroa Agirre, que fue cuarta en el Campeonato de España con 6,21 metros. El promedio de marcas en esta prueba es de 6,32 metros, el mejor de la historia superando los 6,28 registrados en 2002.
    En el apartado de promoción, y además de las atletas de categoría promesa citadas anteriormente, en categoría júnior Viena Campos lidera el ránking del año con 5,93 metros, si bien en el Campeonato de España de San Sebastián fue batida tanto por María Mar Jover como por Silvia Riba. Esta última había saltado 5,92 metros en Sabadell el 9 de julio mientras que Jover ha tenido que conformarse con los 5,73 metros que le dieron la sexta plaza en el Encuentro Internacional de Túnez.

   Triple
    En el último de los saltos femeninos la atleta que viene dominando con claridad las últimas campañas es la riojana Carlota Castrejana, si bien este año hemos asistido a un gran progreso por parte de Patricia Sarrapio. Castrejana también estuvo este invierno en Moscú, aunque no pudo acceder a la final por una sola plaza teniendo que conformarse con lograr allí su marca del año (14,14 metros). Luego al aire libre llevó este registro hasta 14,27 metros el 20 de junio en la reunión de Huelva, fue quinta en la Superliga de Málaga y en Zaragoza logró su séptimo título nacional consecutivo con 14,15 ventosos. Su objetivo en Göteborg era acceder a la final cosa que hizo al volar hasta 14,08 en la calificación pero una vez en ella no tuvo su día teniendo que conformarse con los 13,74 metros que realizó en su segunda tentativa, que la relegaron a la undécima plaza final. Por su parte, Sarrapio ha progresado esta temporada desde los 13,62 metros de 2005 hasta los 13,89 que le dieron la medalla de plata en Zaragoza y que la sitúan cuarta en la lista española de todos los tiempos. La atleta madrileña se había proclamado Campeona Iberoamericana en Ponce con 13,82 y voló tres veces por encima de la mínima exigida para acudir al Campeonato de Europa de Göteborg (13,65). Luego en la ciudad sueca comenzó bien en la calificación llegando en su primer intento hasta 13,57 metros pero encadenó a continuación dos saltos nulos que la llevaron a la novena plaza de su grupo, sin opciones para entrar en la final. Su próximo objetivo debe ser superar la barrera de los 14 metros.
    Por detrás de Castrejana y Sarrapio hay otras dos mujeres que han progresado también mucho este año, María Isabel Robles y Ruth Ndoumbe. La primera de ellas fue la que completaba el pódium de Zaragoza con su mejor marca personal de 13,32 metros, mejorando en 60 centímetros su registro previo del año y en casi un metro su marca de 2005. Mientras, Ndoumbe ha sido la gran protagonista en categoría júnior superando los 13 metros en cuatro ocasiones. Consiguió la victoria en el Nacional de su categoría en San Sebastián y luego viajó hasta Beijing donde tuvo una magnífica actuación. Pasó la calificación con 13,14 metros y en la final se clasificaba octava con un nuevo récord de España de la categoría de 13,24 metros, superando en un centímetro lo que ella misma había logrado en Alcalá de Henares en el mes de junio (a su vez se lo batía a Patricia Sarrapio, que saltó 13,15 en 2001). La otra mujer que ha superado los 13 metros este año es Rebeca Azcona, gracias a los 13,18 que registró el 11 de junio en Durango. El promedio de marcas de las diez mejores del ránking es de 13,13 metros, un centímetro mejor que el del año pasado.
    En el capítulo de promoción, y además de Ndoumbe, podemos destacar a la juvenil Maitane Azpeitia, que ha llevado la mejor marca de la categoría hasta los 12,65 que registró en Cáceres el 2 de junio además de proclamarse campeona de España juvenil en Orense o las júniors de primer año Raquel Jordán (12,56), Débora Calveras (12,55) y Ana Beatriz Castellano (12,54).

¿Sabías qué ...?
   - En una prueba tan técnica como es la pértiga es difícil que un júnior pueda imponerse en el Campeonato de España Absoluto pero esto es lo que logró Luis Fernando Moro en Zaragoza. Sin embargo, hay precedentes de este hecho puesto que Felipe Rodríguez Armengol contaba 18 años cuando venció en 1957 y Miguel Consegal 19 cuando se hizo con la victoria en el Campeonato de España de 1962 disputado en La Coruña.

   - La saltadora Ruth Beitia se ha consolidado ya entre la élite mundial del salto de altura femenina. Es una de las pocas privilegiadas que han podido sobrepasar el listón en 2,00 metros y desde 2003 ha superado los 1,95 metros en 31 ocasiones, siendo su mejor año precisamente 2006 donde lo ha logrado en 11.

   - La prueba de salto de longitud femenina ha vivido una temporada magnífica y buena muestra de ello fue el Nacional Absoluto de Zaragoza. Allí nada menos que siete atletas superaron la barrera de los 6,00 metros, algo no conseguido en la historia de la competición. Además, el promedio de marcas de las diez mejores del ránking (6,32) es el mejor de todos los tiempos


Otros temas relacionados:
Ránking de España 2005-2006 [SALTOS] - Hombres
Ránking de España 2005-2006 [SALTOS] - Mujeres
[SALTOS] - Los líderes en cada prueba - RÁNKING ABSOLUTO
Entrevista con Ramón Cid, Responsable del Sector de Saltos












Javier Bermejo (Altura)

Javier Gazol (Pértiga)

Javier Moro, campeón de España absoluto siendo atleta júnior

Alberto Sanz (Longitud)

Pere Joseph (Triple)







Ruth Beitia (Altura) medalla de bronce en el Mundial de Pista cubierta en Moscú













Naroa Agirre (Pértiga)











Concepción Montaner (Longitud)

























Carlota Castrejana (Triple)

La júnior Ruth Marie Ndoumbe batiendo el récord de España júnior en Peking


Patrocinadores y Colaboradores RFEA