Rumbo a Punta Umbría 2011 - Historia de España en los Campeonatos del Mundo de Campo a Través
  INICIO
  NOTICIAS
  HISTORIAL DE ESPAÑA
  TODOS LOS PARTICIPANTES
      EDICIONES - MEDALLEROS

  Cross de las Naciones
  Campeonato del Mundo
  EL CROSS EN ESPAÑA - Libro
  PUNTA UMBRÍA - Ciudad
Web Oficial IAAF - Punta Umbría 2011
WEB IAAF
WEB OFICIAL

  Realizado por:
Jorge González Amo José Luis Hernández
Ignacio Mansilla Miguel Villaseñor
Antonio Amorós, "SUBCAMPEÓN DEL MUNDO" DE CROSS

Nantes, 25 de marzo de 1961
    A primera hora de la tarde de hoy sábado, los atletas españoles ruedan sobre el escenario sobre el que mañana se disputará el 48º Cross de las Naciones. Se trata del hipódromo de Petit Port de la ciudad francesa de Nantes, en el noroeste del país vecino. Están reconociendo el terreno, bajo las órdenes de Gregorio Rojo, y comprueban que es muy llano salvo un repecho o talud importante. A las órdenes de Rojo están entrenando Tomás Barris, José Molins, Manuel Augusto Alonso, Fernando Aguilar, Luis García, Aurelio Aguirre, Alfonso Vidal, José María Alday y Antonio Amorós. Es noticia Amorós, el "galgo de Caudete", que afronta su undécimo cross de las Naciones, todos consecutivos, convirtiéndose así en el atleta que más participaciones suma en la mítica prueba. Mañana se van a enfrentar a una carrera de nueve millas (14.700 metros); se ha discutido mucho sobre la distancia, que es exagerada para la mayoría y que se espera que se rebaje para futuros crosses. El recorrido es, como hemos dicho, bastante llano pero llaman la atención la enorme cantidad de obstáculos, hasta 65, que tendrán que pasar los corredores. Hasta trece por vuelta. Los hay de varios tipos; uno de ellos lo pasan los españoles varias veces, ensayando para el día siguiente, pues es una valla alta sobre la que hay que poner las manos. La mayoría cree que 65 obstáculos son muchos. Los nuestros parecen en forma y tienen mucha ilusión.

Caudete, Albacete, 9 de enero de 1927
    Esa es la fecha y lugar de nacimiento de Antonio Amorós. Por lo tanto, en Nantes en 1961 es un veterano del atletismo, de 34 años de edad, uno de los atletas de más edad de la carrera. Caudete no es un pueblo manchego, es un pueblo que mira hacia Levante. Su infancia y adolescencia se encuadran en una época muy dura de nuestra historia, con los estragos que causó la Guerra Civil y las grandes dificultades de la posguerra. Antonio es un joven fuerte, vitalista, trabajador y al que le encantan el deporte y el esfuerzo físico. Comienza corriendo muy tarde, a los 22 años de edad, en pruebas locales. En 1949 gana en Albacete el campeonato provincial de cross del Frente de Juventudes y luego el título nacional de dicha organización en carrera disputada en Murcia.

Barcelona, 10 de julio de 1949
    La victoria anterior le permite competir en el Campeonato de España absoluto en pista, que se celebra ese año en el estadio de Montjuïc de Barcelona. Llega en tren por la mañana de ese día a la capital catalana, tarde para disputar el 5.000, que fue ayer. Se encamina hacia el estadio, va a correr los 10.000 metros. Nunca ha disputado un 10.000 porque nunca ha competido en pista. Sus rivales son todos los grandes fondistas españoles del momento: José Coll, vigente campeón, Manuel Polo, Ricardo Yebra, Pablo Sierra…; son atletas experimentados que se conocen cada palmo de Montjuïc. Junto a ellos se encuentra en la salida un humilde y muy inexperto Antonio Amorós. No le conocen, saben poco o nada de él. Pero, ante el asombro de sus rivales y del público, el de Caudete toma valientemente las riendas de la prueba y la encabeza durante cinco kilómetros. La sorpresa es general… ¿quién es ese? ¿es un valiente o es un loco? Llega a sacar distancia al grupo, los favoritos se miran desconcertados. Pero Amorós no está todavía para estas lides; la carrera le viene muy grande a un hombre que nunca ha entrenado de forma planificada o adecuada. No administra su esfuerzo y se ve obligado a la retirada a los siete kilómetros cuando marcha en el grupo de cabeza. Ese día Antonio se dio a conocer en el mundillo atlético español. Y la impresión generalizada es que había una estrella en ciernes.

    Este será el primer campeonato de España en pista de Antonio Amorós, apodado siempre como el "Galgo de Caudete". Un campeonato de España en pista que le reportará cuatro títulos en 5.000 metros y otros cuatro en 10.000, todo ello en cuatro años consecutivos, de 1953 a 1956, consiguiendo así algo que nadie más ha conseguido en la historia del fondo español. Además, subió al podio en los diez kilómetros, al ser segundo, en 1951 y 1958. En 1954 y 1955 ganará también el campeonato nacional de cross, convirtiéndose por tanto en el gran dominador de las grandes distancias en España.

Nantes, 26 de marzo de 1961
    Hace un mejor día que ayer, con un sol primaveral, el terreno está seco, hace días que no llueve. En el coqueto hipódromo doce mil espectadores se aprestan a animar a los suyos. Dicho sea de paso muy lejos de los 40.000 que Lasarte reunió hace seis años. Este año de 1961 el Cross de las Naciones presenta una gran novedad: la carrera júnior, reservada a atletas menores de 21 años el día de la carrera. Otra novedad es la retransmisión en directo por televisión para toda Europa, incluida España. El favorito indiscutible de la carrera sénior es el marroquí Ben Abdesselem Rhadi, es el vigente campeón. Todas las apuestas y los pronósticos apuntan a él. Su único rival puede ser el belga Gaston Roelants, que ha subido en las apuestas pensando en la cantidad de obstáculos que habrán de franquear los corredores y en que Rhadi tuvo un percance en el campeonato de Francia y puede andar algo tocado. El año anterior el marroquí estuvo a punto de perder contra Roelants precisamente por los obstáculos. También hay que tener en cuenta al local Michel Bernard, al galés John Merriman, al escocés Bruce Tulloh y a los ingleses Basil Heatley, capitán de los de la rosa, Martin Hyman y Gerry North.

    Por equipos las quinielas no están tan claras: quizá Inglaterra, pero ha renovado a la mitad de su equipo; quizá Bélgica; quizá Marruecos, pero son poco regulares; quizá la anfitriona Francia. No parece España en condiciones de aspirar a lo más alto, pero presentamos un muy buen equipo; se cuenta con un quinto puesto. Quizá mejor, porque el terreno seco favorece a nuestros hombres de pista. El mejor colocado individualmente de los españoles es sin duda Antonio Amorós, puede estar perfectamente entre los diez primeros; ha demostrado este invierno que la lesión que padeció el año pasado está absolutamente olvidada. Después de algunas pruebas con resultados desiguales, ha sido primero con autoridad en el Campeonato de España celebrado en Guecho hace dos semanas. En él están depositadas nuestras máximas aspiraciones.

San Sebastián, 7 de marzo de 1954
    Ese día el hipódromo de Lasarte de San Sebastián acoge el XXXVI Campeonato de España de Cross. San Sebastián ha sido la catedral del cross español, por su organización, por su público, por su cross internacional, por los campeonatos de España allí celebrados o por sus dos "Cross de las Naciones" primorosamente organizados. Ese día, ese 7 de marzo de 1954, Amorós inscribió por primera vez su nombre en lo más alto del pódium de nuestro campeonato nacional. Y lo haría otras cuatro veces más, en 1955 en San Sebastián, en 1957 en Santander, en 1958 en Vigo y en 1961 en Guecho. Además, fue segundo en 1952 en Sabadell, en 1953 en Madrid, en 1956 en San Sebastián y en 1962 en Santander. Es decir, nueve podios en el transcurso de once ediciones consecutivas. Su primera participación data de 1951, año en que fue cuarto, en 1966, con 39 años, fue 19º. Y participó de nuevo más tarde con 41 y 43 años, en un alarde de longevidad deportiva, insólita en aquel momento y aún muy rara hoy día. Estocolmo, 19 de agosto de 1958.

    El estadio Olímpico de Estocolmo es escenario de los sextos Campeonatos de Europa de Atletismo. La carrera de las 25 vueltas a la pista, los 10.000 metros tiene entre sus componentes a Antonio Amorós. Nunca Antonio ha tenido enfrente a tan temibles rivales. El ha corrido ya siete cross de las naciones, pero además de británicos (como Merriman o Eldon), franceses (como Mimoun) y belgas en la línea de salida están el polaco Krzyszkowiak, el húngaro Kóvacs o los soviéticos Pudov y Zhukov. La actuación de Antonio es fantástica y obtiene el octavo puesto; ha hecho una carrera de menos a más, adelantando rivales en la última parte de la prueba y manteniendo con el consagradísimo Mimoun una dura pugna hasta el final. Amorós paró el cronómetro en 29:31.4, convirtiéndose en el primer español en bajar, y de largo, de la media hora, rebajando en más de medio minuto el récord nacional. Digamos como curiosidad que su paso por el 5.000 fue probablemente más rápido que el entonces vigente récord nacional de la distancia. Estocolmo 1958 supuso la consagración internacional de Antonio Amorós, aunque, como veremos, lo mejor aún estaría por llegar.

    La pista le dio a Amorós muchas alegrías. El récord de Estocolmo fue el último (y el de más calidad) de los siete récords nacionales que el Galgo de Caudete superó y que estuvo vigente hasta 1963. Un récord en 3.000 metros, dos en 5.000 y cuatro en 10.000; tres en 1954, dos en 1956 y uno en 1958. Durante casi tres años tuvo en su poder ambos récords españoles del fondo. Antonio Amorós nunca dio el muchas veces planeado salto al maratón.

Nantes 26 de marzo de 1961
    Acaba de terminar la carrera júnior y la actuación del joven Mariano Haro, de veinte años, ha sido fabulosa, alcanzando el tercer lugar en el podio. Seguro que este joven valor nos dará en el futuro grandes alegrías. El equipo júnior obtiene asimismo el tercer lugar. Los atletas sénior se sitúan ya en la línea de salida; el pistoletazo les pone en marcha. Rapidísimo comienzo, con los belgas tomando posiciones, los ingleses, el marroquí Rhadi. Amorós está también en el grupo cabecero. Nada más y nada menos que 14.700 metros les separan de la meta. Una vez transcurrida la primera vuelta la sorpresa entre los españoles presentes es grande: Amorós es quinto, entero y combativo. El belga Gaston Roelants es primero tirando fortísimo y el inglés Basil Heatley segundo. Pero la primera gran noticia es que Rhadi abandona a los dos kilómetros; su lesión era mucho más grave de lo que se suponía. Roelants se despega y pasa los tres kilómetros en el asombroso tiempo de 8:57.8. Pero Heatley alcanza al belga; van juntos un tiempo pero el inglés se deshace de su rival. El francés Bernard alcanza a Roelants. Por detrás se aproxima el inglés Fowler y detrás de él viene un decidido Amorós, que supera al inglés. Por delante Roelants alcanza a Heatley.

    En el km 8 Amorós es cuarto pero se acerca poco a poco a Bernard; está claro que puede dar la campanada. Heatley se deshace de Roelants, que cede muchos metros. Antonio Amorós sigue decidido en busca de la cabeza; metro a metro, obstáculo a obstáculo, alcanza a Bernard, que no puede seguirle, el español ya es tercero. Está inmenso, está corriendo inteligentísimamente y seguro de sus posibilidades. Da alcance a Roelants. El belga está deshecho, Amorós es ya segundo. Pero el inglés Heatley se mantiene muy firme en la primera posición y va a ser muy difícil darle alcance. Y ojo que por detrás viene fuerte el belga Clerckx y los ingleses Hyman y Fowler, que van de menos a más. Pero la segunda plaza no peligra, Antonio está haciendo la mejor carrera de su vida. Finalmente, a los 45 minutos y 23 segundos, el inglés Heatley entra en meta y es primero. Lleva años persiguiendo el título y hoy lo ha conseguido. 23 segundos más tarde llega el español Amorós, que es segundo. Tercero, a 11 segundos del de Caudete llega el inglés Hyman. Antonio Amorós es la gran sorpresa de la carrera: "C'est l'espagnol Amorós! Grand surprise!", vocifera un locutor francés.

    Los belgas hacen un trabajo de equipo fantástico y en un final asombroso colocan cuarto a Clerck, quinto a Vanderdriessens y sexto a Lenaert. Su figura, Roelants, se hunde al undécimo lugar. La gran esperanza francesa, Bernard ha sido finalmente séptimo y el inglés Fowler octavo. Manuel Augusto Alonso hace una gran carrera y entra el 17. Fernando Aguilar y Alfonso Vidal tienen también un gran comportamiento y entran el 27 y el 29. Luis García es el quinto español en el puesto 47 y cierra equipo Josep Molins, que entra el 54 sufriendo muchísimo. José María Alday es 61º y Aurelio Aguirre el 67. Tomás Barris, que comenzó bien, se vio obligado a la retirada. Los belgas arrasan y son primeros por equipos, desbancando a Inglaterra de lo más alto del podio, en el que llevaban tres ediciones consecutivas. Inglaterra es segunda y los anfitriones terceros. Marruecos nos gana por 14 puntos y España es quinta, algo que entraba en las previsiones.

    Antonio Amorós consiguió aquel día, el 26 de marzo de 1961, a los 34 años de edad, el mayor éxito de su larga carrera deportiva. Gracias a la naciente televisión, España pudo ver en directo la hazaña de nuestro compatriota. El hipódromo de Petit Port fue testigo de una carrera memorable de Amorós, que supuso hasta ese momento el logro más importante del atletismo español. Inscribió su nombre con letras de oro en las historia del atletismo en nuestro país. Y supuso asimismo una nueva conquista de un deporte español que comenzaba a despegar.

    Antonio Amorós falleció en la mañana del 3 de agosto de 2004, en la ciudad de Yecla, cercana a su Caudete natal, a los 77 años de edad. Su vida transcurrió dedicada al deporte, al atletismo, a su mujer Isabel, a su hija María Ángeles. Caudete y los pueblos levantinos que la circundan, Madrid (su primera gran ciudad) y el Real Madrid, su Cataluña de adopción, Barcelona, Montjuïc, los campos de Las Corts y de Sarriá, donde trabajó, sus clubes, el Barcelona y el Español, siempre rivales; sus viajes al extranjero desde aquel primero a Italia, a la San Silvestre brasileña; su San Sebastián, la Jean Bouin, el remo y el Real Club Marítimo de Barcelona; su Santa Coloma de Gramanet y su club Atlético, su cross de Santa Coloma, sus compañeros y amigos fuera de la pista y rivales dentro de ella, todos sus trabajos, siempre relacionados con el deporte. Antonio Amorós consiguió en su día el mayor éxito del atletismo español hasta ese momento. Debemos estar agradecidos a él, como a tantos otros atletas de su tiempo, porque abrió con su esfuerzo un fructífero camino a las generaciones posteriores.

Antonio Amorós en el Cross de las Naciones
12 participaciones, todas ellas consecutivas:
Año Lugar Puesto Puesto Puesto
General español equipos
Año Lugar
1951 Newport 18º
1952 Glasgow 19º
1953 París 14º
1954 Birmingham 11º
1955 San Sebastián
1956 Belfast
1957 Waregem 10º
1958 Cardiff 33º
1959 Lisboa
1960 Glasgow 57º
1961 Nantes
1962 Sheffield 35º

Antonio Amorós en los Campeonatos de España de Cross
1951 Madrid
1952 Sabadell
1953 Madrid
1954 San Sebastián
1955 San Sebastián
1956 San Sebastián
1957 Santander
1958 Vigo
1959 Madrid no part.
1960 San Sebastián
1961 Guecho
1962 Santander
1966 Viladecans 19º
1968 Barreda 49º
1970 San Sebastián 39º

Récords de España de Antonio Amorós
3.000 metros 8:34.6 Barcelona 08.08.1954
5.000 metros 14:41.6 Barcelona 14.08.1954
14:36.2 Barcelona 13.06.1956
10.000 metros 30:30.6 Madrid 19.05.1954
30:15.2 Barcelona 24.06.1956
30:05.0 Barcelona 01.05.1957
29:31.4 Estocolmo 19.08.1958
Mejores marcas
3.000 metros 8:27.0 3 Barcelona 04.08.1957
5.000 metros 14:23.6 3 Roma 12.10.1958
14:27.6 3 Barcelona 20.09.1958
14:30.2 2 Barcelona 20.06.1957
14:36.2 1 Barcelona 13.06.1956
14:38.0 2 Barcelona 08.07.1956
10.000 metros 29:31.4 8 Estocolmo 19.08.1958
29:37.4 1 La Coruña 13.09.1958
30:05.0 1 Barcelona 01.05.1957
30:15.2 1 Barcelona 24.06.1956
30:17.4 2 San Sebastián 13.07.1958
30:29.2 2 San Sebastián 04.10.1959
Campeonato de España en pista
1951 Barcelona 3º 5.000 2º 10.000
1953 San Sebastián 1º 5.000 1º 10.000
1954 Tetuán 1º 5.000 1º 10.000
1955 Barcelona 1º 5.000 1º 10.000
1956 Oviedo 1º 5.000 1º 10.000
1958 San Sebastián 2º 10.000

Miguel Villaseñor



Patrocinadores, Proveedores y Colaboradores oficiales de la RFEA