Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


   

Así lo vivió ... JAVIER MORACHO: Lo mejor, mis duelos con Carlos Sala

Lo más bonito para un atleta es la competición y la pista cubierta te da la oportunidad de seguir compitiendo en invierno sin preocuparte de las condiciones atmosféricas. No me perdí ni una sola temporada indoor desde que entre en la Blume a los 16 años hasta que me retire de profesional. Cada año estaba deseando que terminasen las navidades y la concentración en Canarias que solíamos hacer por esas fechas con el sector de vallas de la federación para empezar la pista cubierta. No entendía como había atletas que estaban sin competir desde Agosto hasta Mayo. Anteriormente a la Blume participaba en la temporada de Cross por los pueblos de Aragón con mi club de Monzón. Necesitaba sentir la adrenalina de la competición, el Cross se me daba bien y quede campeón provincial de Huesca en categorías alevín e infantil pero en juvenil ya la distancia se me hacía muy larga y las vallas altas se me daban mejor.

No recuerdo mi primer campeonato de España absoluto en el que participe pero sí que recuerdo el ultimo. Fue en 1990 en la pista de Anoeta en San Sebastián. Había anunciado que me retiraba un año antes, tiempo suficiente para mentalizarme de mi cambio de vida, se acababan las vallas y cambiaba los clavos por la oficina en una agencia de publicidad. Me faltaba la motivación para seguir entrenando con la dureza e intensidad de la alta competición. El mes de enero me lo pase en Nueva Zelanda con Gregorio Parra trabajando para TVE y no pude ni estaba motivado para entrenar, se habían acabado mis objetivos. Pero me quería retirar bien, estando en la selección en una gran cita internacional. Tenía que jugármelo a una sola carta en el campeonato de España indoor donde correría mi primera prueba de la temporada sin apenas entreno. La distancia de los 60 metros vallas es corta y no hace falta mucha velocidad resistencia así que había que correr sin fallos, con ritmo y tener el peso correcto. Me podía ganar Carlos Sala que como todos saben era un gran vallista de talla mundial y buen competidor, ¡pero ni uno más! La técnica adquirida a lo largo de los años de la mano de mi único entrenador Jaime Enciso y la experiencia tendrían que ser mis mejores aliados. Pase los series con la ley del mínimo esfuerzo. En la final como de costumbre entre primero a la primera valla pero Sala como de costumbre también me iba reduciéndome la distancia hasta que en la cuarta valla nos igualamos, la llegada fue muy similar a la de los años anteriores donde tuvimos una gran rivalidad deportiva. Guardo un gran recuerdo de ese campeonato de España porque aunque no gane ni conseguí mejorar ningún record, si conseguí mis objetivos, fue mi campeonato de España indoor más difícil sin duda.

Tanto Sala como yo hicimos la marca que nos pedía la federación para el Europeo indoor de Glasgow y por lo tanto me iba a retirar participando en la alta competición como era mi deseo. Glasgow fue mi catorce campeonato de Europa indoor consecutivo, record de participaciones que ningún atleta de Europa todavía ha superado. ¡Cosas de la estadística!

Que vaya muy bien en el 50 aniversario de los campeonatos de España en pista cubierta.




   





© Copyright 2017 / RFEA 1997-2017. Reservados todos los derechos.
| Política de Privacidad |