Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo
    Portal del Atleta     ACCESO | REGISTRO           @atletismoRFEA        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin



   

Así lo vivió ... TOMÁS BARRIS: Inauguración del Palacio de los Deportes

Tomás Barris, junto a Julio Gómez y Elías Reguero en la prueba inaugural del Palacio de los Deportes de Madrid Cuando intento aportar mi opinión sobre el atletismo de pista cubierta en España, me encuentro de repente con un gran vacío donde me es difícil encontrar una referencia sólida, para poder apoyarme con una cierta base para hablar de un atletismo que en aquellas décadas, (1950 y 1960) solo conocimos por las noticias de agencias que nos llegaban mas allá de nuestras fronteras.

Sí, era muy frecuente en aquellos lejanos tiempos, constatar por la prensa, los importantes festivales de atletismo "indoor", que se celebraban por todos los países de Norteamérica, como también en algunos de Europa, siendo opinión generalizada de la gente, que se trataba de otro tipo de atletismo donde se mezclaban el deporte y el "show" como una mezcla de espectáculo, donde también participaban con sus actuaciones las "charleeders", tan en boga hoy en baloncesto o fútbol americano, como así mismo con otros aditivos, para que el público se lo pasara en grande y se aficionara a un atletismo que no tenia en aquel entonces la credibilidad de hoy día.

Esta creencia general que duro bastantes años, y que todavía hoy algunos sesudos genios del deporte atlético aún mantienen, es que el atletismo en pista cubierta era una especie de refugio de los atletas frustados al aire libre, dado que salvo algunas esporádicas actuaciones, los grandes campeones olímpicos y plusmarquistas mundiales en general, no les interesaba demasiado este tipo de competición atlética. De mi experiencia personal puedo decir que durante mis continuas giras atléticas por Europa durante más de una década, tuve bastantes invitaciones para participar bajo techo en festivales de Europa y Estados Unidos, pero si tengo que decir la verdad tampoco me interesaban demasido.

Estos "meetings" siempre se celebran en la época invernal, con lo cual mi preparación en Friburgo podía verse afectada en forma negativa, por lo que no aceptaba, de acuerdo con mi entrenador Woldemar Gerschler, ninguna invitación. Lo importante para mí en esta estación del año, era el trabajo diario e intenso que realizaba por los helados caminos de la Selva Negra alemana, que era donde verdaderamente se forjaban mis positivas actuaciones estivales, en los eventos atléticos mas importantes de Europa.

Mi primera y única experiencia en pista cubierta, fue a principios de los años 60 cuando la Federación Española de Atletismo, con motivo de la Inauguración del Palacio del Deporte de Madrid, organizó una prueba oficial sobre la distancia de 1000 metros lisos, invitando a un reducido número de atletas que tomaron la salida conmigo como eran, los Julio Gómez Almazán, Jesús Hurtado, Elías Reguero y alguno mas que ahora no recuerdo, en la cual me cupo el honor de establecer el primer record español de esta distancia, con un tiempo de 2`29, y dos décimas.

Recuerdo perfectamente que la experiencia fue muy positiva, siendo la prueba muy competitiva y emocionante. Tengo que decir que el aforo del Palacio del Deporte, estaba totalmente lleno con la gente muy entregada. Todo el grupo fue muy compacto detrás de mi hasta la última vuelta, pues como todo hay que decirlo, daba un poco de apuro realizar un adelantamiento, por aquello de los "codazos" que podían desequilibrarte y hacerte caer sobre el cemento de la" peluosse" que distaba unos 60 centímetros por debajo de la pista de madera de ciclismo, con lo cual una caída podía tener unas consecuencias nada buenas para tu integridad física.

Tengo que decir que todos los participantes utilizamos el mismo calzado, unas bambas o unas playeras con suela de goma, porque de clavos ni hablar, a no ser que utilizaras unas zapatillas de pista de ceniza muy usadas, porque de las actuales de ahora nada de nada porque simplemente no existían como tampoco las pistas sintéticas, además tengo mis dudas de que pudieran ayudarte en el impulso con un piso tan duro como es la madera.

Otra aportación que puedo añadir a este histórico del atletismo de pista cubierta, es que en aquella época todos los atletas deseaban conocer y practicar este tipo de atletismo, pero la falta de instalaciones hacían imposible este deseo... aunque estaba muy claro que algo se tenia que inventar en espera de mejores tiempos.

Y fue en Barcelona, alrededor de los años 67 o 68, cuando por iniciativa del entones presidente de la Federación Catalana de Atletismo, Francisco Sánchez Madriguera, por cierto uno de los primeros velocistas españoles en bajar de los 11, seg. en 100 metros lisos, (10,9 seg.) se iniciaron unas gestiones con el Ayuntamiento de Barcelona para visitar los pabellones de la actual Feria de Muestras, con la idea de encontrar un espacio suficiente donde instalar una pista que permitiera organizar una competición bajo techo.

Tuve el honor de ser uno de los acompañantes en aquella búsqueda encontrando lo que todos deseábamos. Era un amplio pabellón con todo el pavimento de cemento, pero daba lo mismo, también se corría sobre el asfalto de las calles y no pasaba nada. Todo era empezar... La cuerda tenia unos escasos 150 metros sin peraltes pero se podían habilitar unas 4 calles que era suficiente para correr, saltar y lanzar... Hay que decir que era toda una "pasada" contemplar aquel espectáculo y mas ahora al recordarlo. Encontrabas columnas por todas partes, un público de pié casi encima de la pista, los altavoces con una resonancia enorme dada las condiciones acústicas de la nave, los gritos de los entrenadores, las anécdotas... todas las que quieras, a montones y de todo tipo, pero sobre todo la gran satisfacción de los atletas que finalmente ya podían decir lo que tanto deseaban, " he participado en pista cubierta"....

Para finalizar este resumen de mi visión sobre este tipo de atletismo en España, me gustaría decir que este primer festival de Barcelona, significo para mí, otro de los muchos recuerdos imborrables que el atletismo me ha proporcionado a lo largo de mi amplia trayectoria atlética, aunque en este caso como un mero espectador.

Quien nos tenia que decir en aquel entonces, que un día mí ciudad Barcelona, seria con el paso del tiempo el escenario idóneo para todo un Campeonato del Mundo... pero la historia se escribe así.




   





© Copyright 2017 / RFEA 1997-2017. Reservados todos los derechos.
| Política de Privacidad |