Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo
    Portal del Atleta     ACCESO | REGISTRO           @atletismoRFEA        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


   

Así lo vivió ... ÁNGEL DAVID RODRÍGUEZ: Es un atletismo más fácil

Comienza otro año más de pista cubierta, 50 años van, dicen. Yo he vivido los últimos 20, como atleta y como aficionado. Mi visión de este atletismo empezó en 1994 primero como espectador gracias al meeting que organizaba Unipublic y el malogrado hace unos días Matinot (persona que conocí en los últimos años del Cagigal). Gracias al Cagigal, aprendí que era y como eran los grandes de la velocidad. Viví varios records del Mundo de Andre Cason, Irina Privalova, la mejor velocista que he visto jamás, y al carismático Maurice Green. Empecé disfrutando esa parte del atletismo y de repente a las pocas semanas estaba compitiendo en esa misma pista. Todo estaba cerca, y para un niño de 14 años era increíble, corría en la pista de los buenos. Años y años de 60 lisos, longitud... y, cosas del destino, empecé a destacar en una prueba indoor. Corría el año 97 y en categoría juvenil conseguí mi primera mínima para un nacional en 60 lisos. Era lo máximo para mí. Ahí empezó mi especialización hacia pruebas cortas. Viajaba, conocía gente, rivales y luego amigos, comprobaba que había gente muy buena de otras partes de España, yo simplemente era decentillo. Como curiosidad os cuento que hasta 2004/2005 me consideraba bastante peor atleta de 60 que de 100 metros. No tenía una gran salida, daba por hecho que en el 100 les recuperaba metros a atletas con mejor salida que yo (Ferrer, Mocholí, Beitia, Ion Gutierrez, los Maestra, Venancio...). No era mi fuerte y, ya con 25 años, creo que mi cabezonería me llevó a mejorar esa parte.

A día de hoy el indoor y especialmente el 60 es una prueba que me permite estar más cerca de los grandes. No hablo de Bolt o Blake, pero si es una distancia que me deja intentar pelear con los Rodgers, Caster, Lemaitre, etc. Me permite una lucha y unos sueños. Pero ante todo me permite matar el gusanillo de la competición, atarme los clavos y que me den el disparo.

La sensación del indoor lleno de gente es sensacional, se nota más el aliento del público, es un atletismo más fácil para el no entendido, ya que tiene la acción delante, no tiene que preguntar dónde mirar, está ahí. Yo empecé con este atletismo en pista en el antiguo Palacio de los Deportes. Ojalá algún día vuelva en el antiguo canódromo una instalación así. Mientras tanto solo deseo una competición, un Anoeta lleno. Para mí (características técnicas aparte) la pista cubierta más especial y que más cariño guardo, ahí fue mi primer campeonato de España, ahí empecé a ser velocista.




   





© Copyright 2017 / RFEA 1997-2017. Reservados todos los derechos.
| Política de Privacidad |