Real Federación Española de Atletismo
Real Federación Española de Atletismo



        Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en RSS Síguenos en Youtube Síguenos en Linkedin


   

CRONOLOGÍA DE LOS RÉCORDS Y MEJORES MARCAS ESPAÑOLAS EN PISTA CUBIERTA

por José María García - Texto revisado a febrero 2005 -


La R.F.E.A. no comenzó a extender actas de mejor marca nacional en pista cubierta hasta 1971, cosa que hizo hasta 1986. En 1987 las actas ya alcanzan la categoría de récord nacional.

Aunque la decisión de encabezar el título de nuestra cronología con la denominación de récords y mejores marcas era previa a la investigación realizada sobre las actas federativas en la segunda semana de Noviembre de 1994 (teniendo en cuenta que ese mismo título se utilizó en la cronología al aire libre en nuestro libro de Julio'92), ésta comprobación de que hasta 1987 la Federación no otorgó oficialmente la denominación de récord a los registros obtenidos bajo techo, nos da una indiscutible justificación a la postura que siempre hemos mantenido de citar de forma inseparable ambos conceptos (récords y mejores marcas).

Los lectores comprenderán que todos los resultados que aquí se citan entre 1960 y 1970, ambos inclusive, al no tener el respaldo de su cotejo con actas oficiales, tiene menor posibilidad de ser rigurosamente exactos. No obstante si me parece necesario manifestar que he revisado desde 1960 hasta 1994 las revistas ATLETISMO ESPAÑOL de los meses comprendidos entre diciembre y abril de cada año (y a veces también mayo en busca del ránking de la temporada).

Fruto de esa búsqueda ha sido la averiguación de varias marcas que no estaban recogidas en las cronologías que anteriormente hemos venido publicando y que naturalmente hemos incorporado ahora. Se trata principalmente de marcas previas al mejor resultado obtenido en concursos (los récords intermedios como los llamaba Iguarán). En las notas que comentan determinadas pruebas se citan -a veces- ciertas circunstancias o situaciones que conviene resaltar. También se han corregido puestos, fechas y atletas.

Otro detalle que es necesario no pasar por alto es todo lo relativo a eliminatorias, semifinales y carreras no eliminatorias. Aun reconociendo que no es tan importante dejar bien sentado que tal o cual marca se hizo en la eliminatoria tercera o semifinal segunda o en carrera primera o segunda (se podría también haber dicho A o B) me ha parecido interesante recuperar estas informaciones. Si el lector consulta otras estadísticas anteriores nuestras, comprobará que muchas clasificaciones figurarán con el puesto a secas sin identificación de la ronda eliminatoria.

El criterio seguido es este:

e= eliminatoria, tanto si el acceso a la final es directo sin semifinal como si dicho acceso requiere la disputa de semifinal.
s= semifinal, sólo en el caso de que previamente haya habido eliminatoria.
c= carreras numeradas 1,2 ,3.... (no A, B, C...) no eliminatorias.

Es evidente que muchas veces en diversas fuentes de información se suelen o han solido considerarse como semifinal toda carrera inmediatamente anteriores a la final, prescindiendo del detalle de existencia o inexistencia de eliminatorias previas.

Precisamente por ello me parece indispensable hacer esta declaración de principios que podría no ser compartida por todos los colegas pero que es la que se utiliza en las publicaciones tanto de ATFS como de la IAAF.

El mejor ejemplo lo tenemos en 10.000 metros. Tanto en programas como en resultados siempre nos encontramos con la sigla h (heat) o sea serie o eliminatoria para la única ronda previa a la final.

Dicho todo esto, no tengo más remedio que admitir que en más de una ocasión habrá ocurrido que se filtre alguna s (semifinal) que habría que haber recogido como e (eliminatoria), tanto en las cronologías como en las listas de todos los tiempos.

Ciertas dudas surgidas al hacer esta investigación han sido aclaradas por nuestro colega Jesús Aranaz al que mucho agradezco su aportación en el perfeccionamiento de nuestras cronologías consultando su documentación más antigua -de la pista cubierta- de los años sesenta/setenta y encontrando -por ejemplo- la serie de Molina en Sabadell (peso en 1971), lo que ha permitido recuperar tres lanzamientos intermedios; el primer resultado de 300 de Magariños (35.7) previo al conocido 35.6 de Rivas, el salto previo de 7,51 de Areta en longitud (Dortmund 1966), el 4,70 de Sola previo a su 4,85 de 1966 en pértiga y el 2,05 de Garriga en altura previo a su 2,08 de 1968, informaciones que no siempre se divulgan como seria de de desear cuando se acomete una reconstrucción medianamente ambiciosa.

También José Javier Etayo ha descubierto un salto previo en longitud (femenina). Se trata de un 5,20 de Morales previo a su 5,25 de 1967 que igualaba la primera mejor marca conocida (5,20 Gibert 1966).

Algunas actuaciones de nuestros atletas en los países anglosajones sobre distancias inglesas han sido completadas o averiguadas por primera vez por otros colegas. Por ejemplo la cesión por parte de Juan Manuel Alonso de TRACK NEWSLETTER de 1987 me ha permitido averiguar el puesto de Padorno en la milla de Oklahoma City (y otras informaciones válidas para otras áreas estadísticas). Por su parte Jesús Angulo me ha facilitado fotocopia de la revista inglesa ATHLETICS WEEKLY de la mejor marca nacional en 2 millas de Morera, quedando quinto con 8.54.6 en la carrera (Cosford 1.2.69) donde Ian Stewart batió la mejor marca europea con 8.32.2, información que también recogió el anuario mundial de pista cubierta de los checos, pero nos pasó inadvertida en su día.

Además de todos estos añadidos ya recogidos en nuestro libro de 1995, procede aludir a las nuevas incorporaciones:

El club J.A. Sabadell nos comunicó en su día la existencia de otro 6.7 de Zapata en 50 metros vallas el 26.01.74 en dicha ciudad (uno en serie y otro en final, y no sólo el de la final que figuraba en nuestra lista).

Ignacio Mansilla por su parte ha rescatado del olvido el 1,93 en altura de Garriga en Zaragoza en 1964 y el primer 4m en pértiga de Rodríguez en Madrid en 1962, además de averiguar que el 7,33 de Segura en el Camp. nac. de 1966 no existe (en nuestra cronología del libro de 1995 figuraban dos marcas -7,30 y 7,33- y ahora a la vista del acta oficial, procede quedarnos sólo con la primera).

Las primeras marcas -de 3,80- de Adarraga en Alemania en enero de 1959, que comenté en un programa radiofónico local de la época -sin concretar días y ciudades- han sido localizados en la revista “Leichtathletik” por Mansilla, lo que nos permite ahora recogerlos como es debido (también ha sido Mansilla quien ha confirmado la existencia del 7.1 de Cano en 50 metros vallas, al que aludí -con reservas- en la nota núm. 1 de dicha prueba).

Esta menciones de las aportaciones o ayudas de los colegas de la AEEA en este caso referidas a la pista cubierta, creo que es de justicia hacerlas. Todo dato añadido o cualquier corrección por pequeña que sea es bien recibida y valorada.

A veces me he visto obligado a citar dos versiones de una misma marca al considerar que no había suficientes motivos para inclinarme por una de ellas sin hacer mención de la otra.

Respecto a las distancias cortas (50-60 metros lisos y vallas) en la lista principal sólo se recogen las registradas eléctricamente. Me ha parecido más lógico dejar las cronologías manuales (significativas en los años sesenta-setenta pero irrelevantes a partir de los ochenta) para un suplemento aparte que figura al final.

No obstante si parece necesario resumir en una pocas líneas lo expresado en las páginas 193 a 195 de nuestro libro de 1986 en cuanto a las correcciones de la IAAF (de 0.05 seg.) introducida en 1962 y suprimida el 1.5.71 y la que se utilizó algún tiempo en Alemania federal (de 0.15 seg.) ya que la confusión creada por dichas manipulaciones todavía ha provocado notables contradicciones, incluso en nuestras propias publicaciones, lamentable circunstancia que hemos tratado de subsanar definitivamente. En los Juegos Europeos de 1968 (Madrid, 9 y 10 marzo) los tiempos tuvieron una presentación oficial en décimas. Se dijo que eran eléctricos y redondeados a la décima más próxima (de 5.65 a 5.74 = 5.7, de 5.75 a 5.84 = 5,8 etc..).

Sin embargo al conocerse después el tiempo manual y el eléctrico antes del redondeo se plantea una duda razonable sobre si el registro eléctrico era totalmente automático, duda que sigue reflejándose en todas las publicaciones estadísticas internacionales sobre pista cubierta que hemos consultado (aunque unas citan el resultado centesimal tal como se divulgó y otras añadiendo la corrección IAAF de las consabidas 5 centésimas).

Por este motivo en las cronologías que siguen estos cronos de 1968 sólo aparecen en las notas preliminares, con su presentación en centésimas con un breve comentario, iniciándose las listas propiamente dichas con resultados posteriores sobre los que no hay duda respecto a su carácter de eléctricos automáticos.

Por tanto parece conveniente hacer aquí todas las precisiones necesarias sobre las actuaciones de los 3 atletas españoles (José Luis Sánchez P., Rafael Cano y Mª Luisa Orobia) en aquella competición que tan bien lanzó al atletismo español a la escena internacional de pista cubierta.

Resultados oficiales (eléctricos redondeados)
50 lisos: Sánchez 5.9 y 5.8 (4e3 y 5s1) el 9.3.68
50 vallas: Cano 7.0 (5e2) el 10.3.68
50 lisos: Orobia 6.7 (6e2) el 10.3.68
Tiempos manuales: Sánchez 5.8 las dos veces, Cano 7.0 y Orobia 6.7
Tiempos eléctricos centesimales: Sánchez 5.88 (o sea 5.93 con las repetidas 5 centésimas) y 5.83-5.88, Cano 7.02-7.07 y Orobia 6.69-6.74.

Si de Madrid-68 pasamos a Berlín-71 el panorama cambia de forma notoria, ya que aquí aparece la famosa corrección alemana de 0.15.

El encuentro Alemania-España (13.2.71) es uno de estos casos de confusionismo que hay que dejar aclarado de forma expresa y rotunda. En efecto la divulgación en 50 metros lisos y vallas de tiempos centesimales (en las otras distancias, o sea, de 400 a 3000 los tiempos se presentan en décimas) es la causa del error ya que lo que entonces no se supo es que la manipulación de 15 centésimas era común en Alemania en aquella época (incluso el anuario mundial "indoor", el famoso HALOVA ROCENKA del grupo checo START publicó estos tiempos redondeados en décimas).

Años después se fue conociendo este curioso método de registrar los tiempos que estuvo en vigor -en teoría- hasta que la IAAF decretó el 1.5.71 la anulación de su corrección de 5 centésimas, lo que arrastró a los alemanes a anular la suya de 15.

Por tanto es 1972 la primera temporada bajo techo en que los tiempos centesimales pueden ser tomados digamos al pie de la letra (salvo en Alemania Federal, cuyo campeonato nacional de febrero de 1972 en Stuttgart todavía mantenía la referida manipulación de 0.15, lo que provocó que las marcas de Wucherer en 60 y de Ommer en 200 -6.57 y 21.28- figurasen así durante varios años como récords alemanes, europeos y mundiales, hasta que se rectificaron a 6.72 y 21.43).

He aquí los tiempos que afectan a los historiales españoles (Berlín 13-2-71) 50 lisos: Fernando Escrivá 5.84 (o sea 5.99) y 5.80-5.95 quedando segundo en las dos carreras (A y B ó c1 y c2 como hemos dicho antes), lo que quiere decir que la mejor marca nacional que tantos años figuró en las listas federativas (5.80) hasta que una comunicación mía de Abril-87 la substituyó por los 5.82 de Carbonell de 1981, ocultó todo el historial anterior (desde Carballo en 1972).

50 vallas: Gerardo Trianes 6.86-7.01 y 6.83-6.98 quedando tercero en las dos carreras. Aquí Moracho con sus excelentes marcas de 1981 hizo innecesaria cualquier reclamación.

Estas mejores marcas ya corregidas (Escrivá 5.99 y 5.95 y Trianes 7.01 y 6.98) se citan en nuestras cronologías directamente en la lista, sin ningún comentario.



»» DESCARGAR ARCHIVO COMPLETO

   





© Copyright 2017 / RFEA 1997-2017. Reservados todos los derechos.
| Política de Privacidad |